Para decir con propiedad que esto es democracia,
es necesario que existan circunstancias determinantes
para afirmar que esto es una democracia y no un zapato.