Colabora con nosotros, aquí hay un sitio para ti

Una ciudad sin prisas

Ensebio Juárez Chimeno

Una ciudad es lo mismo que la vida. Ya estaba cuando nosotros asomamos y seguirá estando cuando nosotros nos hayamos ido. Antonio Gala resume así en pocas palabras, cómo la ciudad es un conjunto y centro urbano donde las personas conviven, siempre en aras de alcanzar un grado satisfactorio de calidad de vida.

Los cambios acaecidos en las ciudades durante este siglo han repercutido en la evolución de los modos de vida, y se han reflejado en la política, la economía, el urbanismo, y en la sociedad, con la aparición de nuevas formas de entender lo urbano, y donde la autonomía local se ha visto reforzada por la importancia creciente del papel de las ciudades.

Los problemas de movilidad urbana han supuesto para los ciudadanos, a lo largo de los últimos años, un coste social y económico de primera magnitud.

En cualquier caso, hay que señalar que toda esta problemática no se resolverá únicamente de la mano de determinados políticos, y acciones aisladas, sino que seguirá la puesta en valor de una nueva cultura, donde la persona configure el elemento básico y principal, primordial de la ciudades del futuro. En definitiva, se trata de volver la ciudad a sus habitantes, de conseguir una ciudad sin prisas cuyo centro de gravedad sea como no pueda ser de otra manera, el ciudadano.